Este jueves: SUEÑOS Y OTROS ASUNTOS

marketing-en-suec3b1os
Cada noche tiene su propia vida aunque parezcan todas iguales, yo tampoco soy el mismo todas las noches, algunas parezco un aguacero de tristeza y deseo abrazar a alguien en la oscuridad, otras me siento fuerte y dispuesto a luchar contra los fantasmas.
Por la ventana se acerca el otoño, me he puesto a soñar y todavía no me he dormido: es agosto, hay unos jardines con escaramujos , veo el mar, es de cristal sin rastro de naufragios, hay gente viendo atardecer , hace frío y viento dibujando una esquina del mundo, también veo una luz que se acerca en la oscuridad y que crece lentamente hasta convertirse en un resplandor poderoso que ilumina todo el sueño, es la misma claridad que veía en mis sueños infantiles.
Ahora llueve, las flores del jardín se inclinan sobre la hierba mojada, no puedo dormir, me pongo a contar las estrellas del cielo, hasta que caigo en la cuenta de que son infinitas.
Al final de la noche la vida se para por completo… entonces te regalo un sueño sin espinas.

 

Más sueños en http://annabelli67.blogspot.com.es/2016/09/suenos-jueveros.html



este jueves un relato – La Ventana

 

   La  enorme ventana ocupa casi toda la fachada de la casa que hay al final de la calle.

   En aquella ventana pasé  largas horas de tardes de invierno interminables, me quedaba ensimismado mirando a la gente de la calle  hasta que se hacía de noche y sus cristales oscuros  crujían con el viento.

   Habité aquella casa  y me asomé a aquella ventana durante tres años, era el tiempo en que había declarado la guerra a la vida y los días  se sucedían  como si fueran el eco sordo de algo ya vivido.

    A pesar de que la cerraba todas las noches, por las  mañanas encontraba la ventana  abierta, como si alguien hubiera entrado o escapado por ella durante la noche.

    Me propuse descubrir aquel enigma y durante un tiempo  dormía  en un sillón junto a ella,  pero mi sueño enredado en los  ruidos de la noche era lo suficientemente  profundo como para no escuchar nada cerca de la ventana, a pesar de que ésta  aparecía  siempre abierta al amanecer.

    Acabé por aceptar que quizá la ventana tenía vida propia, por lo que dejé de preocuparme por ella.

   Cuando comencé a sentir señales de mi vida, volví a escribir y dejé aquella casa y su ventana.

   Han pasado diez años y la casa sigue allí, abandonada,  esperando quizá que  unas manos de hierro la derriben.

    Su ventana de cristales oscuros, iluminada de noche por la débil luz de un farol, aún permanece abierta, tal como la dejé.

    Desde este rincón donde escribo al final de la noche puedo distinguir la silueta de la otra casa con su enorme ventana ocupando casi toda su fachada.

    Creo que es hora de comenzar a escribir la historia que habita dentro de ella.

    Capítulo Primero.

IMG_3155

     Más historias de ventanas en el blog de Maria Jose    http://blogdemjmoreno.blogspot.com.es/

 

 

 

 

.

 


este jueves – campaña por la esperanza – pido el voto para los sueños perdidos

En los suburbios de la gran ciudad, el silencio de la noche lo altera  la crepitación  de una hoguera a cuyo alrededor merodean oscuras siluetas  que el resplandor del fuego convierte en sombras trémulas e irreales.  Son las cuatro de la mañana y alguien los ha  convocado a una reunión oculta en aquel taller derruido y abandonado.

Han salido de sus lúgubres guaridas y se mueven como espectros  en la oscuridad  ocupando  bancos de madera y sillas oxidadas  que han acarreado hasta el taller.

Van a celebrar  la asamblea de los sueños,  allí se reúnen los marginados de la tierra, tarados que perdieron la  esperanza, enfermos de  tristezas incurables, gente  sin amor,  locos de soledad,  mujeres vencidas por  golpes invisibles,  vagabundos escondidos en la  noche , todos excluidos, deshechos del otro mundo perfecto y civilizado.

Cada uno con su sueño a cuestas, con la esperanza lejana de encontrar unas manos que aprieten sus manos,  con la misión imposible de que alguien  los ame todavía, con el delirio de que una voz pronuncie sus nombres. Algunos escriben poemas  que pintan de color  sus días tristes y vacíos,  otros se inventan  caricias y abrazos o se imaginan cómo será  la suavidad de un beso.

Solo  varias horas de una noche le basta  para sentirse   distintos, compartiendo su soledad, su pena,  y  su desesperanza. Alguien toma el mando de la asamblea y como un célebre político los arenga desde una improvisada tribuna de hierros oxidados,  arrancando aplausos y risas en la oscuridad, cuando les  grita  que son los otros los  diferentes.

Cuando los primeros rayos de sol traspasan las ventanas sin cristales del viejo taller, huyen despavoridos, ya  oyen a lo lejos el mundo que se despierta, saben que sus fantasías se quedan allí entre la maleza y las flores marchitas que invaden aquel lugar, hasta otra noche en que vuelvan a soñar.

Su campaña por la esperanza se queda allí , en el silencio de aquel taller medio derruido,  alguna rata merodea por la suciedad, a lo lejos aumenta el rumor cotidiano de una humanidad imperturbable y despiadada.

 

Más relatos de Campañas en http://brisadevenus.blogspot.com.es/2016/06/propuesta-para-el-proximo-jueves-haz-tu.html

 

externo-a8e8fa3833ea69884a481bfe4362c8d4


Bitácoras de un náufrago ( finales 2012, principios 2013)

 

LUNES

Estoy solo en la casa a salvo de un mundo extraño que me rodea. En la calle llueve muy despacio, casi  parece que no llueve si no fuera por el reflejo de la luz en el suelo. Acabo de despertar y ando aún con un pie en el sueño y otro en la realidad.

MARTES

Los árboles recién podados parecen manos abiertas al cielo, me atrevo a salir a las calles donde sigue lloviendo tímidamente en esta tarde triste de invierno. Las horas se agarran a mi espalda y me arañan con sus uñas afiladas. Vuelvo a la casa huyendo del naufragio y busco en los espejos al niño que fui y solo  reconozco al  muerto que seré.

MIÉRCOLES

Me despierta  la soledad como todas las mañanas y ya no me deja en paz en todo el día,  la tristeza flota en  el  agua que  entra por la ventana  y los cuartos de la casa se inundan de sueños del pasado y de historias viejas de otros tiempos.

JUEVES

Oigo ruido desde mi habitación,  juraría que hay gente  en alguna  parte de la casa. Los días pasan vacíos amontonándose unos contra otros , a veces miro hacia atrás  y veo un niño corriendo con las manos sucias, ajeno al  naufragio que le espera.

VIERNES

Llevo tres días sin ver el sol, el naufragio vuelve, inevitable, aparece por los montes de la cara, avanza por la piel, como una sombra oscura arrasando todo a su paso y se cuela por los ojos abiertos, como un viento veloz,  inundando las estatuas blancas de mis sueños.

SÁBADO

Llueve otra vez y es de noche, las flores nocturnas del jardín se inclinan sobre la hierba mojada y una neblina incipiente se apodera del barrio. Por fin me duermo agarrado a mi naufragio y sueño con un niño dormido bien arropado que no quiere despertar.

DOMINGO

Despierto lentamente en una sala de enormes luces blancas, no hace frío ni siento dolor, la neblina deambula por la Barco de papel habitación y luego penetra en mi cabeza e invade la parte oscura de mi mente blanqueando  mis miedos;  el naufragio se aleja por la ventana y vuelvo   a sentir  la felicidad de cuando era niño

 

 


Este jueves relato – una noche en el museo

7036948492202005

Las enormes salas de aquel museo quedaron en silencio, quedaba poco tiempo para su cierre y ya no se oía el murmullo de la gente, por lo que Alex decidió sentarse en un banco y disfrutar de aquel momento de absoluta paz y  tranquilidad, rodeado de aquellas fabulosas pinturas. La verdad que fue un acierto dedicar su última tarde en Oslo en visitar aquella pinacoteca de arte expresionista, pensó recostado en el banco y respirando profundamente.

De pronto escuchó un grito horrible  que le hizo estremecerse, se incorporó y se dirigió hacia la estancia de donde procedía aquel lamento, avanzó por varios pasillos que terminaban en una pequeña sala  pero no vio a nadie, solo había cuadros a su alrededor.  Uno de ellos representaba a una figura, como la de un hombre,  gritando con una expresión desesperada. Aquella imagen del cuadro le produjo cierta inquietud, por lo que se sentó en un pequeño banco dándole las espaldas, no deseaba  ver la tremenda angustia y desesperación que desprendía aquella pintura.

Entonces tuvo la sensación de que alguien respiraba allí cerca, se sentó rígido, sin hacer movimiento alguno, alguien había detrás de él, sentía una extraña presencia, por el rabillo del ojo alcanzó a ver el hombre que gritaba en el cuadro y solo por una fracción de segundo, creyó percibir una mirada humana y después un leve movimiento de alguien que se arrastraba.

Al día siguiente cuando abrieron el museo, Alex permanecía en su asiento, muy inclinado hacia atrás, aunque parecía dormido estaba frío y muerto.

El  cuadro del hombre gritando desesperado continuaba allí, de él no brotaba ningún sonido, era incapaz de gritar, porque solo era una figura pintada e inmóvil  en aquella pared.

 

Más visitas a los Museos en el blog de Lucía http://lucia-m-escribano.blogspot.com.es


Este Jueves – Historia inacabada

No encontraba la última palabra de la historia. La  había perdido o quizá estaba oculta entre las frases y  otras palabras escritas en aquel montón de hojas desordenadas sobre la mesa.

No recordaba su nombre, no era más importante que las demás, ni siquiera tenía un sonido musical, como sonámbulo, etéreo, o efímero, tampoco poseía  la belleza de la  soledad, el olvido, la aurora o el amor, pero sin ella  no podía terminar su historia. Pensó que era como si a su vida le faltara, de pronto, la infancia, la juventud o tal vez algunos  años sueltos y se hubiese convertido en una vida incompleta. O como si  su cuerpo acabara de sufrir la amputación de un órgano quedando mutilado, aunque esa mutilación fuera invisible para los demás.

Buscó la palabra perdida dentro de su historia, pero entonces tuvo la incertidumbre de que se hubiera escondido en algún lugar de la casa. Desordenó los cajones, los armarios, miró detrás de los cuadros, por todos los rincones de cada habitación.

No encontraba la palabra desaparecida, y comenzó a olvidar  las otras palabras,  su vocabulario se fue reduciendo y en mitad de la noche ya no recordaba  cómo se hablaba.

Abatido gritó a los fantasmas que habitan en la oscuridad y les pidió que leyeran con él la historia de aquel libro, pero no podían llegar hasta el final porque faltaba la última palabra.

En los días siguientes tuvo que  recordar  el sonido de cada  palabra, era como aprender de nuevo  a caminar, el libro quedó abandonado en la esquina de una estantería de la casa, pero ya no pretendía terminarlo, porque tenía la certeza de que el día que lo hiciera, sería el último día de su vida.

images

Más historias de palabras en el blog de Dorotea http://doroteafuldebenke.blogspot.com.es/



Este jueves un relato.”15 + 15… la entrevista”

.- ¿Lo del Blog, casualidad o causalidad?

Mi blog surgió una tarde, en una cafetería de Jaén, alguna gente de Café de Palabras estaban por allí, recuerdo que veníamos de contar cuentos y leer poemas a un grupo de personas ancianas, y antes de acabarme  el café ya existía “Al final de la noche, mi escondite favorito”

2.- ¿Escribir es una terapia global o sólo un tratamiento de andar por casa?

Hace algo más de tres años me lancé al vacío desde unos cincuenta años, cuando iba cayendo algunas manos me ayudaron, me agarraron para evitar el golpe definitivo contra el suelo, después del susto las palabras comenzaron a salir a borbotones de mis ojos, fue como una explosión interior y sabía que tenía que contar todo aquello que me ocurrió desde un día lejano de noviembre.

3.- Los libros viejos huelen a rancio y los nuevos a tinta fresca… ¿A qué huele un Blog?

Me gusta el olor de un libro, sobre todo cuando reposa en las manos de una mujer. Mi blog huele al silencio y  a la soledad de la noche.

4.- ¿Es el Blog, un buen escondite para los tímidos?

Es verdad que me escondo en mi blog ante las inclemencias del mundo, pero al mismo tiempo me gusta que la gente venga a verme, no soporto mucho tiempo la soledad. Así que mi blog es universal, no entiende lo que es el patriotismo, que todos los ojos del mundo, verdes, azules, rojos, amarillos, negros…se posen en él le parece fascinante.

5.- ¿Tener un Blog y publicar en él, crea nuevas expectativas sociales?

Escribo para calmar el aleteo de las mariposas interiores, para inventarme historias interminables, fantásticas, de amor, terribles… imposibles, por que de lo posible ya se sabe demasiado.

6.- ¿Escribir es una ciencia o un arrebato emocional?

Escribo al final de la noche, cuando he curado las heridas de los destrozos del amor, cuando alguien me sonríe al otro lado, escribir es como abrir un regalo, sabiendo que te quedan muchos regalos por abrir.

7.- ¿A falta de lápiz y papel, bueno es un Blog?

Mi blog está lleno de lápices gastados y de papeles rotos…

8.- ¿La inspiración tiene fecha de caducidad?

La inspiración está en la frase de un libro, en la mirada de alguien, en una palabra inesperada, en la lluvia aunque no llueva, en una caricia al final de la noche, en una amanecer, en un atardecer al lado del camino, en los ojos interminables de Lolo…

9.-¿Los Blogs se alimentan de la solidaridad? «Tú me comentas, yo te comento» y así nuestras respectivas páginas van engordando…

El blog es tu casa donde la gente viene sin hacer ruido, tú no oyes nada, solo presientes que alguien te está mirando en la oscuridad…

10.- Si oyes la palabra Blogodependencia, ¿qué te viene a la cabeza?

Ese es el peligro de estar vivo, las pequeñas o grandes locuras, refugiarte en un blog ,esconderte dentro… se puede convertir en un cuarto oscuro, en un pozo profundo, no puedes  perder de vista la puerta de salida.

11.- ¿El Blog, como el vino, mejora con los años?

Cada día se hace más grande, cada vez lo mira más gente… da un poco de vértigo y al final siempre acabo con un buen vino… y una mujer que me desnude.

12.- ¿Es el Blog un escondite para mostrar la verdadera cara o al contrario… no te puedes fiar de lo que parece políticamente correcto?

Mi escondite es como una cueva donde expulso todos los demonios que pululan en la noche y también el rincón desde donde te mando un beso cada noche.

13.- ¿Un placer inconfesable sólo al amparo del Blog?

Algún día contaré o escribiré mi vida secreta… creo que absolutamente todo se puede contar.
14.- ¿Qué tiene de mágico inventar escenas y personajes y llevarlas al papel?

Es crear otra vida… y estoy seguro que te puedes subir a ella

15.- ¿Por qué ocultarse tras un seudónimo?

Mi nombre es Pedropa, la naranja mecánica, lo otro es mi seudónimo.

16.- El vaso, ¿medio lleno o medio vacío?

En la penumbra de un bar, te conté tu vida y tú me hablaste de mí, entre los dos llenamos el vaso.

17.- ¿Qué lugar de tu ciudad no hay que dejar de conocer?

Las calles de mi ciudad antigua, donde de niño percibí la sensación de la lluvia.

18.- ¿Qué lugar del Mundo no hay que dejar de conocer?

Lisboa, esa mujer que no me deja en paz desde un lejano día en que la conocí.

19.- ¿Qué protagonista de película te gustaría ser?

Alex, que me marcó una tarde lluviosa. Desde entonces el cine se convirtió en otro de mis amantes.

20.- Un escritor antipático y una película imprescindible

Mortal y Rosa donde el amor inventa su infinito. Alex y su historia X

21.- Un libro, sólo uno.

El exorcista me dejó sin aliento un verano entero de mi infancia

22.- ¿Relato corto o microrrelato?

Los cuentos de García Márquez  y de José Luis Borges, a los que a veces corté entrocitos.

23.- ¿Las penas con pan, son menos penas?

Todo es nada y nada puede serlo todo.

24.- ¿De risa desbordante o sonrisa cómplice?

Aquel día nos hicimos cómplices de la vida, desde entonces no puedo olvidar tu sonrisa.

25.- ¿En la soledad pides ayuda a las musas?

En la soledad miro los espejos, así puedo hablar con alguien que se parezca a mí.

26.- ¿Cuántas velas iluminaron tu último pastel de cumpleaños?

Más de medio siglo me ha pasado por encima con sus miles de días y sus miles de noches.

27.- De 3 a 5 palabras (que no palabrotas) define el mundo actual.

Prefiero el silencio para definir este mundo que parece de mentira

28.- ¿Algún tatuaje, en tu piel, que no veamos a simple vista?

Un dibujo pequeño corre por mi brazo, esperando el veneno de tu boca.

29.- ¿Qué no te gusta que te pregunten?

No me gusta que me recuerden un mes de octubre ni que me pregunten por una calle que no conozco.

30.- ¿Qué faltó que te preguntara?

No tengo respuesta para la última pregunta.

 

Más entrevistas 15 + 15 en el blog La plaza del diamante de Alfredo CotIMG_20160406_001050

 


Me queda la primavera – Microrrelato juevero

primavera

Me aburren los días que no sale el sol y el mundo parece que no existe, las tardes en mi habitación cuando quiero escribir algo y no se me ocurre nada, las horas del reloj que se detienen en el centro de la noche.
Me inquieta el niño que juega a la guerra y la niña que sueña con princesas y el hombre que nunca llora.
Detesto al que condena sin moverse de la silla, al que dispara discursos desde una mesa repleta, al que comercia con inocencias pequeñas , a los que llenan de pánico las noticias de la radio, al que protesta desde una casa elegante.
Me decepciona la gente que habla demasiado y no me dice nada, la que no entiende una mirada, la que nunca perdona, la que no te escucha cuando callas, la que solo mira los espejos.
Me cansan las películas de Van Damme, me duermo con los libros de autoayuda, me despiertan los sueños que se vuelven pesadillas.
Prefiero el olor de esta primavera que se asoma tímida a la ventana, con su corazón de árbol y su luz cálida cubriéndome de vida.
En esta primavera te llenaré de flores y en lugar de mirarte te besaré.

        Más relatos de primaveras en el blog de Lucía – Sintiendo en la piel